Muñoz Dios el Padre

Muñoz Dios el Padre es una breve obra sobre Dios el Padre en 7 páginas.  Dios de la creación, por relación íntima, Padre de Jesús, y Padre de los salvos.

En la revelación concerniente a la paternidad de Dios pueden observarse cuatro
aspectos diferentes:
1) Dios como el Padre de toda la creación
2) Dios el Padre por relación íntima;
3) Dios como el Padre de nuestro Señor Jesucristo, y
4) Dios como el Padre de todos los que creen en Jesucristo como Salvador y Señor.

Extracto del libro

B. LA PATERNIDAD SOBRE LA CREACION

Aunque las tres Personas participaron en la creación y participan en el sostenimiento
del universo físico y de las criaturas que existen en él, la Primera Persona, o sea Dios el
Padre, en una manera especial es el Padre de toda la creación. De acuerdo a Efesios
3:14-15, Pablo escribe: «Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro
Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra.»

Aquí toda la familia de criaturas morales, incluyendo ángeles y hombres, son declaradas para constituir una familia de la cual Dios es el Padre. De una manera similar, en Hebreos 12:9 la Primera Persona es nombrada como «el Padre de los espíritus», lo que parece otra vez incluir todos los seres morales tales como ángeles y hombres.

De acuerdo a Santiago 1:17, la Primera Persona es el «Padre de las luces», una expresión peculiar que parece indicar que Él es el originador de toda luz espiritual. En Job 38:7 los ángeles se describen como hijos de Dios (Job 1:6; 2:1). A Adán se le refiere como hijo de Dios por creación en Lucas 3:38, por implicación, un hijo de Dios.
Malaquías 2:10 hace la pregunta: « ¿No tenemos todos un mismo Padre? ¿No nos ha creado un mismo Dios?»

Pablo, dirigiéndose a los atenienses en la colina de Marte, lo incluyó en este argumento: «Siendo, pues, linaje de Dios» (Hch. 17:29). En 1 Corintios 8:6 se hace la declaración: «Para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas.»

En base a estos textos hay suficiente campo para concluir que la Primera Persona de la Trinidad, como el Creador, es el Padre de toda la creación, y que todas las criaturas que tienen vida física deben su origen a Él. Solamente en este sentido es correcto referirse a la paternidad universal de Dios. Todas las criaturas participan en este
sentido en la hermandad universal de la creación. Esto no justifica, sin embargo, el mal uso de esta doctrina por los teólogos liberales para enseñar la salvación universal, o que cada hombre tiene a Dios como su Padre en un sentido espiritual.

doct16 Satanás, Nuestro Enemigo

En este folleto "Satanás, Nuestro Enemigo" explicamos quién es, y cómo es nuestro enemigo Satanás. Explico con detalles sobre varios elementos básicos de su carácter, y en estos puntos, Satanás no puede dejar de usar este mal carácter, porque es parte de él.

Leer el folleto
Escucha el audio sermón